Rafael Núñez Aponte

Rafael Núñez Aponte supo que la reconocida productora de animación Pixar estuvo nominada al Oscar por un corto de animación en el que centro como tema principal: el acoso escolar; bajo la dirección de Dave Mullins, quien también fuese responsable del guión.

Un monstruo de objetos perdidos

Lou es un monstruo de objetos perdidos que vive en la caja del patio de un colegio de primaria, quien desde su caja es testigo de los abusos que son cometidos por un niño, con todos sus compañeritos de clase y decide ejecutar un plan para aleccionar al acosador.

El corto aborda de una forma inteligente el acoso escolar, enfocándose en la reflexión del espectador sobre las razones o experiencias que llevan a un niño ejercer abusos sobre otros.

Rafael Núñez Aponte

¿Porqué tus hijos deben ver Lou?

El bullying cada vez más se ha vuelto un tema de cada día, para que la famosa productora del consorcio Disney, decidió este año unirse a las voces que denuncian el acoso escolar y como evitarlo.

Con este clip de 7 minutos, vale la pena compartir con la familia y los hijos principalmente, por tres razones:

  1. Habla sobre bullying, enfocándose en la historia de J.J., quien asiduamente se roba los juguetes de los niños arruinando su tiempo de recreo. En ese momento aparece Lou que hace todo lo posible para que los niños no sufran el acoso de su compañero. Al verlo tras un corto animado, los niños pueden comprender que esta clase de comportamiento no es correcto, aunque estén en un entorno donde ocurre de forma constante; tanto que no comprenden que están haciendo algo mal o que les está ocurriendo algo malo y no dicen nada, también puede suceder que presencien este tipo de situaciones y como testigos no participen en la solución del problema.
  2. El formato de animación y lo corto del tiempo, es el formato ideal para que el niño mantenga la atención de tus hijos, mientras simultáneamente pasar un momento entretenido.
  3. Deja un mensaje inspirador al finalizar el corto, como también pueden comprender lo que pasa detrás de una situación de bullying y el sufrimiento que causa en otros, convirtiéndose en cómplices de las aventuras de Lou, el monstruo de los objetos perdidos.

Con este corto, Pixar se une a la lucha contra el acoso escolar, cuya realidad cada día se hace más presente en las aulas de clase y deben ejecutarse mecanismos para evitar que continúe en las escuelas y otros entornos.