Llega el verano, una de las épocas más esperadas del año. Para muchos, este momento implica descansar, desconectar, hacer planes diferentes, viajar con amigos… Pero ¿qué pasa si estoy atravesando una mala época? ¿O si no soy de hacer muchos planes? ¿Y si no tengo con quien hacerlos? El post de hoy trata sobre una experiencia algo invisibilizada, pero de la que creemos necesario hablar.

Verano es tiempo de…

A veces en verano estamos expuestos a mucha presión por lo que vemos en redes sociales, o lo que escuchamos a nuestro alrededor. Nuestras redes se vuelven carruseles continuos de playas, actividades increíbles, planes ideales, reuniones sociales…Y cuando nos enfrentamos a otra realidad diferente, ya sea por motivos económicos, problemas familiares, o porque no nos encontramos bien, esto duele mucho.

Y es muy fácil asumir que esa es una realidad constante y que vive todo el mundo. Tanto, que terminemos pensando: “Todos son felices menos yo”, o “todo el mundo se está divirtiendo”. Además, la presión por disfrutar y pasarlo bien en esta época da lugar a unas expectativas que tampoco nos ayudan mucho.

Por otro lado, también puede ocurrir que no nos gusten los planes que socialmente se asocian más con el verano. Está bien si no nos gusta salir y estar continuamente con gente. Y está bien si preferimos estar solos porque no nos encontramos en un buen momento. También si no viajamos a destinos ideales y nos quedamos en la ciudad… Las necesidades y gustos de cada persona son distintos, pero igual de válidos.

Este tipo de situaciones pueden abrumarnos y hacer que nos sintamos solos, tristes, e incluso enfadados. Y es normal que nos genere este malestar…Pero hoy nos gustaría recordarte que lo que vemos en redes solo representa una parte muy pequeña de la realidad de cada uno. Una realidad que, además, solo está presente durante un ratito y que no nos dice nada de lo que hay detrás.

Verano es tiempo de lo que cada uno quiera, necesite y pueda hacer. Por eso, tratemos de hacer del verano una época agradable para todo el mundo, sin juzgar la manera en que cada uno decida vivirlo. ¡Y cuidémonos mucho de lo que vemos en redes!

Desde La Puerta Azul os deseamos un feliz verano y mandamos un abrazo muy fuerte a aquellas personas que estén atravesando dificultades en estos momentos. Recuerda que puedes pedir cita para una entrevista gratuita en info@lapuertaazul.net o en el 634 505 585

Ver fuente